lunes, 24 de marzo de 2014

Fin de semana intenso.

A disfrutar de la Lampierre.
Como las ganas son muchas y hay que coger pronto la forma para el verano, sábado y domingo saliendo con la bici de carretera.
La primera fue el sábado con subida al puerto de Collado garcia, subida intensa y con algo de viento, no para quitar la calor sino para impedir subir bien ya que casi todo el recorrido pegaba de frente.
Lo bonito es que subí por la antigua carretera de las canteras, ahora circuito para coches de carreras y algún camión que otro que baja por allí, pero los menos. Las canteras de mármol las podremos ver en la mayoría del recorrido, tanto de cerca como de lejos. Exceptuando la salida de la carretera vieja a la nueva que esta un poco deteriorada, el resto esta muy bien.
Las vistas de Tahal y Alcudia entre almendros floridos animan para seguir subiendo hasta el collado, el cual se ve justo al lado de las antenas allí arriba.
Ya queda menos los últimos metros y dos curvas me llevaran a la cima, pero aquí el amigo viento no quiere que termine relajado sino como los campeones, que apriete como si fuera fin de etapa y así lo hago, llegando al collado casi sin aliento en contra del viento.
 Con la meta cumplida y de recuerdo esta foto, decido volver por Alcudia escapando del viento y así ver Chercos viejo, enclavado en la ladera. Sigo camino de Cobdar con sus maravillosas vistas del la peña blanca y de aquí camino de Albanchez.
 El aire entre estos cerros no sopla tanto dando así para meter plato grande y piñón chico.
Ya camino de Cantoria y dando la ultima curva donde se ve al fondo ya no hay escapatoria, el aire coge revancha y aprieta hasta mi llegada a casa. Al final no ha podido conmigo.
Fuff las piernas si están un poco exprimirlas de esta ultima parte así que mañana de tranquil.

Domingo y el aire sigue aunque se provee que pare, o eso parece. Hoy salgo con los amigos de los Cantos rodados de Cantoria, que en su calendario tenían hoy hacer el puerto los molinas y como pueden ir de las dos bicis con lo que las de montaña van mas despacito por el asfalto, así puedo hacer piernas.
Con salida desde la misma plaza, nos juntamos 13 ciclistas y muchas ganas de pedalear, así empezamos nuestra subida hasta Albanchez.
Aquí empiezan las primeras bajas, pero sin heridos, las fuerzas flaquean y ante los acelerones de algunos, dos del grupo se dan la vuelta.
Llegamos hasta el cruce que hay en Albanchez y que nos marca dirección hacia los molinas, donde empieza ya la subida. Esperamos, esperamos y esperamos, estos no vienen y en eso que pasa un grupo de ciclistas, son los Albojenses con baltasar a la cabeza y de mas amigos conocidos, les preguntamos y nos comentan que no  han visto a nadie detrás con lo que decidimos proseguir la marcha.

El puerto poco a poco, pero las bicis de carretera se van yendo menos yo que sigo hablando con el grupo, hasta que la pendiente va aumentando y tras un descansillo de la subida decido poner cadencia y subir a mi ritmo, con lo que pierdo de vista a los de montaña y alcanzo a los de carretera. 
Coronado el puerto, comienza el descenso muy despacio, ya que el recurveo y el mal estado del asfalto lo requiere.
En la misma cortijada de los molinas hacemos parada para reagrupar y ya empezar la bajada a plato y con todo metió...
En un momento voy solo hacia abajo y viendo que cada uno hace su guerra decido una vez llegado a Arboleas tomar camino de Zurgena y desde alli volver por la carretera vieja hasta Cantoria.
Al final vuelvo solo pero con buenas sensaciones en las piernas después de dos días.
Seguiremos entrenando y disfrutando de nuestra tierra que tiene mucho que enseñar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de este blog son personales y no pretenden ofender a nadie , solo es una visión personal de la ruta y lugares por donde se pasa, asi como anécdotas de la misma.

Google+